10 consejos del Papa Francisco para ser feliz

Este artículo, copiado de catholic.net ( http://es.catholic.net/op/articulos/54843/cat/66/el-papa-te-da-10-consejos-para-ser-feliz.html ), es la respuesta del Papa Francisco a un periodista argentino cuando le preguntó “¿Cuál es la fórmula de la felicidad?”

El Santo Padre respondió con los siguientes puntos:

1. Vive y deja vivir. “Acá los romanos tienen un dicho y podríamos tomarlo como un hilo para tirar de la fórmula esa que dice: ‘Anda adelante y deja que la gente vaya adelante’. Vive y deja vivir, es el primer paso de la paz y la felicidad”.

2. Darse a los demás. “Si uno se estanca, corre el riesgo de ser egoísta. Y el agua estancada es la primera que se corrompe”.

 

3. Moverse remansadamente. “En Don Segundo Sombra (novela argentina de Ricardo Güiraldes), el protagonista dice que de joven era un arroyo pedregoso que se llevaba por delante todo… y que en la vejez se sentía en movimiento, pero lentamente remansado. Es la capacidad de moverse con benevolencia y humildad, el remanso de la vida. Los ancianos tienen esa sabiduría, son la memoria de un pueblo”.

4. Jugar con los chicos. “El consumismo nos llevó a esa ansiedad de perder la sana cultura del ocio, leer, disfrutar del arte. Ahora confieso poco, pero en Buenos Aires confesaba mucho y cuando venía una mamá joven le preguntaba: ‘¿Cuántos hijos tienes? ¿Juegas con tus hijos?’ Y era una pregunta que no se esperaba, pero yo le decía que jugar con los chicos es clave, es una cultura sana.”

5. Compartir los domingos con la familia. “El otro día, en Campobasso, fui a una reunión entre el mundo de la universidad y el mundo obrero, todos reclamaban el domingo no laborable. El domingo es para la familia”.

6. Ayudar a los jóvenes a conseguir empleo. “Hay que ser creativos con esta franja. Si faltan oportunidades, caen en la droga. Y está muy alto el índice de suicidios entre los jóvenes sin trabajo… No alcanza con darles de comer: hay que inventarles cursos de un año de plomero, electricista, costurero. La dignidad te la da el llevar el pan a casa”.

7. Cuidar la naturaleza. “Hay que cuidar la creación y no lo estamos haciendo. Es uno de los desafíos más grandes que tenemos”.

8. Olvidarse rápido de lo negativo. “La necesidad de hablar mal del otro indica una baja autoestima, es decir: yo me siento tan abajo que en vez de subir, bajo al otro. Olvidarse rápido de lo negativo es sano”.

9. Respetar al que piensa distinto. “Podemos inquietar al otro desde el testimonio, para que ambos progresen en esa comunicación, pero lo peor que puede haber es el proselitismo religioso, que paraliza: ‘Yo dialogo contigo para convencerte’, no. Cada uno dialoga desde su identidad. La Iglesia crece por atracción, no por proselitismo”.

10. Buscar activamente la paz. “Estamos viviendo en una época de mucha guerra. En África parecen guerras tribales, pero son algo más. La guerra destruye. Y el clamor por la paz hay que gritarlo. La paz a veces da la idea de quietud, pero nunca es quietud, siempre es una paz activa”.

 

Cinco ideas para meditar con facilidad

imagen 123rf

imagen 123rf

Mientras que la meditación tiene una sólida reputación como medio para eliminar tensiones, no muchos de nosotros puede sentarse y no hacer nada, aunque sea por unos minutos. Recientemente, el gobierno de la India Central ordenó a sus funcionarios practicar la meditación diaria durante 20 minutos en sus horas de trabajo. La medida estaba destinada a ayudar a eliminar el estrés, pero muchos se quejaron de que el silencio forzoso es en realidad más perturbador que curador. Si tan sólo el gobierno hubiese pensado en estas ideas fáciles y divertidas que pueden ayudarle a revivir su felicidad sin el más mínimo esfuerzo:

Meditación sonriendo: siéntese en un rincón cómodo o acuéstese en la cama. Cierre los ojos y sonría. Invoque imágenes mentales felices y positivas, como si pasara las páginas de un álbum familiar de fotos. Si usted está en la cama en la noche, imagine que tiene una vista de cielo abierto, lleno de estrellas brillantes. Si medita antes de levantarse, quédese allí un rato, con los ojos cerrados, e imaginar que el sol está vertiendo oro fundido sobre todo su ser. Mantenga sus ojos relajados y afloje los músculos de su mandíbula. No se preocupe por el tiempo que le tome su meditación. Basta pensar en cosas felices y sonreír.

Meditación a la luz de una vela: ¿por qué meditar a la luz de una vela? Simple: ayuda a enfocar su mente inquieta en un momento. Y la llama de la vela es un elemento vital de la naturaleza: compuesto de fuego y luz. Coloque una vela encendida sobre una mesa baja y siéntese con las piernas cruzadas ante ella. Contemple la vela durante todo el tiempo que pueda, sin pestañear, trate durante 30 segundos o un minuto completo, no importa. Sus ojos lagrimean un poco? No se preocupe. Cuando sus ojos se sientan cansados, ciérrelos e imagine la llama en su mente. Incluso tres minutos completos mirando la vela es maravillosamente relajante, y lo prepara a enfrentar el día con un estado de ánimo relajado.

Meditación caminando: de un paseo a un lugar que le parezca bonito y relajante, idealmente, un jardín frondoso y verde o en algún lugar cerca del agua. Camine a un ritmo suave. Mantenga sus ojos abiertos, pero visualice su cabeza, cuello, extremidades y todo su cuerpo relajándose. Imagine las tensiones del día desapareciendo a cada paso. Camine por lo menos 20 minutos, y no se preocupe si se le vienen a la mente todo tipo de pensamientos. Déjelos ir y venir libremente, como compañeros de caminata. Usted se sentirá maravillosamente feliz al final de su caminata y, por supuesto, es el mejor ejercicio!

Meditación con música. Los expertos dicen que la música, con frecuencia de alrededor de 60 ciclos por minuto ayuda a inducir un estado alfa, el mismo estado de relajación creado por la meditación. La música suave y melodiosa alivia el pulso acelerado y estabiliza el corazón. Como resultado, la tensión empieza a disiparse. Ponga su CD favorito o consiga música diseñada para relajación. Sintonice y relájese!

Meditación enfocada en la respiración: esta es mi forma favorita para meditar. Ahora mismo, mientras usted está leyendo este artículo, puede enfocarse en su respiración. Respire profundamente. Siente el aire que entra profundamente en su cuerpo. Cuente hasta cinco y luego exhale lenta y completamente. Repita tantas veces como pueda, sintiéndose cómodo. La respiración profunda mejora la circulación y libera el estrés. Y sólo cinco minutos de un ejercicio de respiración puede hacerle sentir como nuevo.

———–

Traducción del artículo “Meditation Made Easy: 5 Fun Ideas” publicado por     Shubhra Krishan el 19 de Abril, 2013 en Care2 make a difference http://www.care2.com/greenliving/meditation-made-easy-5-fun-ideas.html