Cinco maneras de mejorar su capacidad intelectual

Es posible mejorar radicalmente la agilidad mental. Norman Doige, psiquiatra y autor de The Brain’s Way of Healing (La vía de curación del cerebro), sugiere cinco estrategias para agudizar su mente.

Antes se pensaba que el cerebro estaba cableado y que, a diferencia de otros órganos, una vez dañado o enfermo, no podría repararse a sí mismo o restaurar las funciones perdidas. Ahora sabemos que, de hecho, el cerebro es neuroplástico – que la actividad y la experiencia mental se pueden utilizar para cambiar la estructura de las conexiones dentro de él. Estos nuevos principios se están utilizando para mejorar radicalmente, e incluso a veces curan, algunos problemas cerebrales que antes parecían irreversibles – y algunos de ellos también se pueden utilizar en la vida diaria para mejorar la salud y el rendimiento de nuestro cerebro. He aquí las cinco estrategias para probar:

Caminar 3 kilómetros al día. El ejercicio regular, como caminar, se ha demostrado que es un factor clave para reducir el riesgo de demencia en un 60%. Una razón puede ser que cuando los animales salen a muy largos caminatas, por lo general es a buscar un nuevo territorio inexplorado en el que vivir – porque huyen de un depredador, o porque en el que viven los alimentos se han agotado. El cerebro, adelantándose al hecho de que el animal tendrá que aprender mucho sobre este nuevo territorio, libera factores de crecimiento, que actúan como fertilizante promotor del crecimiento en el cerebro, lo que le permite construir conexiones entre las células más fácilmente a medida que aprende. Una caminata estable tiene el mismo efecto sobre nosotros, poniendo nuestro cerebro en un estado más neuroplástico. No es necesario hacer ejercicio violento: la distancia necesaria para contribuir a un menor riesgo de demencia es caminar tres kilómetros o andar 16 kilómetros en bicicleta, cinco días a la semana.

Aprender un nuevo baile (o idioma o un instrumento musical) A medida que envejecemos, y en especial al entrar en la edad madura, ya no estamos poniendo carga a nuestro cerebro tanto como lo hicimos cuando estábamos en la escuela. La mayor parte de la edad mediana la pasamos re-usando habilidades ya dominadas, tales como leer el periódico y la repetición de tareas familiares en el trabajo. Para mantener un cerebro que envejece se requiere ejercicio novedoso y demandante: hacer algo tan difícil como aprender un nuevo idioma o un nuevo baile, o tocar un nuevo instrumento musical. Estas actividades involucran una parte del cerebro llamada el núcleo basal (nucleus basalis), que es responsable de ayudarnos a prestar atención y consolidar nuevas conexiones en el cerebro cuando aprendemos algo. Lo ideal sería la práctica diaria durante una hora, con concentración de alta calidad enfocada en todo.

Haga ejercicios cerebrales serios A medida que envejecemos, nuestros cerebros se vuelven más «ruidosos». No son tan buenos para registrar nueva información con señales claras y fuertes, y se hace más difícil retener la información que se registró de una forma turbia. Los ejercicios cerebrales serios, como los que surgieron de la obra del pionero de la neuroplasticidad Michael Merzenich, están diseñados para capacitar áreas específicas del cerebro para procesar sonidos e imágenes. Un estudio de National Institutes of Health mostró que sus efectos duraron 10 años, y que los participantes mejoraron no sólo en los ejercicios, sino en el uso de sus cerebros en la vida. Estos ejercicios son muy diferentes de la mayoría de los juegos de cerebro de computadora o los de los periódicos; son muy difíciles y requieren una intensa concentración. Un ejemplo es el de escuchar combinaciones consonante-vocal que se confunden fácilmente, reproducidas a una velocidad cada vez más rápida. Ayuda a afinar los procesadores auditivos del cerebro, para grabar señales más nítidas, más claras de esos sonidos – así que cuando usted oiga un nombre en una fiesta, éste se registra de manera fuerte, y es fácil de recuperar de la memoria. Los ejercicios para el cerebro utilizadas en el estudio de National Institutes of Health, ahora se llaman «HQ Brain».

Preste mucha atención a su voz Usted puede haber notado que algunas veces puede quedarse hasta sólo escuchar el sonido de alguien dando una conferencia, mientras otra persona que podría ser un profesor muy serio, pero con una voz que drena su energía y le pone a dormir. Lo que diferencia a las voces que nos cargan de aquellas que nos «descargan», es la frecuencia vocal y la habilidad de la persona que habla de oír las diferencias sutiles en su propia voz. La persona que tiene una voz rica, la tiene porque su capacidad de escuchar es superior, no por sus cuerdas vocales. Si usted escucha cuidadosamente lo que está diciendo mientras habla – el sonido, no sólo el contenido – usted lo refinará, y dará energía a una voz que carga, en contraposición a una voz que drena sus energías y la de los demás.

Descanse tanto como le pida su cuerpo Un estudio reciente de la Universidad estadounidense de Rochester (University of Rochester) mostró que durante el sueño, las células del cerebro llamadas células gliales abren canales especiales que permiten eliminar los productos de desecho y las toxinas que se acumulan en el cerebro, incluyendo las mismas proteínas que se acumulan en la demencia. Además de esto, mientras dormimos, las conexiones recién formadas – entre las neuronas que son creadas por el aprendizaje del día anterior – se consolidan y se hacen más duraderas. Los occidentales modernos han ido perdiendo el sueño progresivamente debido a inventos que nos alejan de nuestra verdadera naturaleza. La bombilla eléctrica y, por supuesto, el internet 24/7, significa que estamos a menudo tan alerta que no estamos escuchando las señales de nuestro cuerpo cuando es hora de dormir. En el siglo 19, el adulto promedio occidental pensó que era normal tener alrededor de nueve horas de sueño. En América del Norte, es ahora más hacia las siete horas, y en disminución. Las recomendaciones varían, pero algunos investigadores dicen que 8,5 horas es un mejor promedio al que debemos apuntar.

Traducción al Español del artículo publicado por Norman Doidge el 15 de Febrero 2015 en: http://www.theguardian.com/lifeandstyle/2015/feb/15/five-ways-to-improve-your-brainpower-norman-doidge

• The Brain’s Way of Healing: Stories of Remarkable Recoveries and Discoveries by Norman Doidge is published by Allen Lane, price £20. To order a copy for £16 with free UK p&p, call 0330 333 6846, or visit theguardian.com/bookshop

Estudio revela beneficios de la meditación en pacientes del corazón

Un nuevo estudio publicado en el “American Heart Association journal Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes”, realizado con pacientes afroamericanos con enfermedades cardíacas, reveló que los pacientes que practicaron la Meditación Trascendental con regularidad tuvieron un 48 por ciento menos probabilidades de tener un ataque al corazón, accidentes cerebrovasculares o muerte por todas las causas, en comparación con los afroamericanos que asistieron a clases de educación para la salud por más de cinco años.

Los investigadores que realizaron el estudio en el Medical College of Wisconsin en Milwaukee, dijeron que los pacientes que practicaron la meditación también redujeron su presión arterial y reportaron menos estrés y ataques de ira. Y los pacientes que practicaron la meditación con mayor regularidad, mostraron mayor supervivencia.

El Dr. Robert Schneider, MD, investigador principal y director del Institute for Natural Medicine and Prevention en Fairfield, Iowa, dijo que establecieron la hipótesis de que la reducción del estrés mediante la gestión de la conexión mente-cuerpo podría ayudar a mejorar las tasas de esta enfermedad epidémica. Dijo que aparentemente la Meditación Trascendental es una técnica que activa la propia farmacia del cuerpo, para repararse y mantenerse a sí mismo.

Para el estudio, los investigadores asignaron aleatoriamente a 201 personas para participar, algunos  en un programa de meditación trascendental para reducir el estrés, y otros en un plan de educación para la salud dirigido a modificar el estilo de vida a través de dieta y ejercicio.

• El 42 por ciento de los participantes eran mujeres con una edad promedio de 59 años, y la mitad informó tener ingresos menores a 10.000 dólares al año.

• El promedio de índice de masa corporal era de 32, que es clínicamente obeso.

• Casi el 60 por ciento en ambos grupos de tratamiento, tomaba medicamentos para reducir el colesterol, el 41 por ciento del grupo asignado a la meditación y el 31 por ciento del grupo de educación para la salud tomaban aspirina, y un 38 por ciento del grupo de la meditación y el 43 por ciento del grupo de educación para la salud, fumaba.

Los asignados al programa de meditación se sentaban con los ojos cerrados durante 20 minutos dos veces al día a practicar la técnica, permitiéndole a sus mentes y cuerpos descansar profundamente mientras permanecían alerta.

A Los participantes en el grupo de educación para la salud se les recomendó, bajo instrucción de los educadores profesionales de la salud, pasar por lo menos 20 minutos al día en casa haciendo prácticas saludables para el corazón, tales como ejercicio, preparación de comidas saludables y relajación no-específica.

Los investigadores evaluaron a los participantes al inicio del estudio, a los tres meses, y cada seis meses para determinar el índice de masa corporal, la dieta, el cumplimiento del programa, la presión arterial y hospitalizaciones cardiovasculares. Consiguieron los siguientes resultados:

• Hubo 52 eventos terminales principales, que incluyeron la muerte, ataque cardíaco o un derrame cerebral. De éstos, 20 casos ocurrieron en el grupo de meditación y 32 en el grupo de educación para la salud.

• La presión arterial se redujo en 5 mm Hg y el enojo disminuyó significativamente entre los participantes de Meditación Trascendental en comparación con los controles.

• Ambos grupos mostraron cambios beneficiosos en el ejercicio y el consumo de alcohol, y el grupo de meditación mostró tendencia a reducción del tabaquismo. Aunque, no hubo diferencias significativas en peso, ejercicio o dieta entre los dos grupos.

• La meditación Regular se correlacionó con reducción en eventos de muerte, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo. La muerte por enfermedad cardiaca es de aproximadamente 50 por ciento mayor en los adultos de raza negra en comparación con los blancos en los Estados Unidos. Los investigadores se centraron en los afro-americanos a causa de las diferencias de salud en Estados Unidos.
 
El Dr. Schneider, quien también es decano del Maharishi College of Perfect Health en Fairfield, Iowa, indicó que la Meditación Trascendental puede reducir los riesgos de enfermedades del corazón, tanto en personas sanas como en personas con diagnóstico de afecciones cardíacas.

El Dr. Schneider también dijo que La investigación sobre la Meditación Trascendental y las enfermedades cardiovasculares se ha establecido tan bien, que los médicos pueden recetar con seguridad y de manera rutinaria la reducción del estrés para sus pacientes a través de este normalizado y práctico programa fácil de implementar.

Los co-autores son: Theodore Kotchen, MD, John W. Salerno, Ph.D.; Clarence E. Grim, MD, Sanford I. Nidich, Ed.D., Jane Morley Kotchen, MD, MPH; Maxwell V. Rainforth, Ph.D.; Carolyn Gaylord-King, Ph.D. y Charles N. Alexander, Ph.D.

El estudio fue financiado por The National Heart, Lung and Blood Institute.

El artículo fue publicado en ingles el 13 de Noviembre de 2012 en http://newsroom.heart.org/pr/aha/meditation-may-reduce-death-heart-240647.aspx

Un estudio descubre que algunos medicamentos caducados pueden ser aún efectivos.

Traducción del artículo escrito por Frederik Joelving, publicado en Huffpost Healthy-living (http://www.huffingtonpost.com/2012/10/09/expired-medications-drugs-potency-effective_n_1949481.html?ncid=edlinkusaolp00000003)

NUEVA YORK, oct 8 (Reuters Health) – Unas pocas cajas viejas de medicina en la parte trasera de una farmacia llaman la atención del experto en Control de Envenenamiento Lee Cantrell.

Con docenas de medicamentos que escasean en los Estados Unidos y un inflado gasto nacional de salud, surge la pregunta: ¿qué pasaría si los medicamentos caducados fuesen todavía eficaces? ¿Y si en vez de desechar los medicamentos, los pacientes y los farmacéuticos pudieran mantenerlos en los estantes durante varios años más?

Cantrell y sus colegas decidieron probar el contenido de esas cajas, que habían vencido entre 28 y 40 años atrás. De los 14 compuestos analizados, 12 siguen cumpliendo todos los requisitos gubernamentales exigidos para medir su eficacia, según el informe del equipo, publicado el lunes 8 de Octubre en la revista “Archives of Internal Medicine”.

Cantrell, director del Sistema de Control de Envenenamientos de California, División San Diego, y profesor de farmacia clínica en la Universidad de California, San Francisco, dijo que la gran mayoría de las muestras analizadas contenían al menos la potencia declarada en la etiqueta, por lo que su ingrediente activo seguiría siendo válido.

Los medicamentos en caja incluían el narcótico analgésico hidrocodona y codeína así como los sedantes pentobarbital y butalbital. La aspirina y las anfetaminas fueron las únicas dos drogas que al parecer se han degradado a menos del 90 por ciento de su valor declarado, el mínimo aceptado por la oficina de “Food and Drug Administration” de los EE.UU.

Según el informe, la vida en estantes de los medicamentos normalmente oscila entre uno y cinco años a partir de la fecha de producción. Pero según Cantrell, ese es un periodo de expiración arbitrario establecido por el fabricante, porque la FDA no exige a las empresas determinar cuánto tiempo el medicamento conserva su potencia.

Cantrell dijo que si los fabricantes estuviesen obligados a realizar pruebas de estabilidad a largo plazo, eso podría resultar en un enorme ahorro para los consumidores. Y agregó que también podría ser una respuesta a la escasez de medicamentos en el mundo.

Los estadounidenses gastan más de $ 300 mil millones de dólares en medicinas cada año. Cantrell dijo que no está claro qué cantidad de medicamento se descarta por ser muy viejo, pero comentó que sería una enorme cantidad.

Los funcionarios de la FDA y los Institutos Nacionales de Salud no estaban disponibles para hacer comentarios.

NO INTENTE ESTO EN CASA

El nuevo estudio no examinó la seguridad de los medicamentos antiguos, que habían sido mantenidos en contenedores sellados en un ambiente controlado.

Cantrell advirtió: Cuando el consumidor promedio lee esto, el mensaje final no es,» Sus medicamentos caducados son seguros de tomar. Sin embargo, dijo, según su conocimiento sólo ha habido un informe de un medicamento que se volvió tóxico después de haber expirado, y se debió a un ingrediente inerte en la formulación de un fabricante en particular. Más allá de ese caso, nunca ha habido un caso bien documentado de cualquier medicamento caducado que se tornara tóxico.

De acuerdo a un estudio reciente, desde 1986, la FDA ha estado probando medicamentos almacenados por los militares para comprobar su estabilidad bajo el llamado Programa de Extensión del Tiempo de Vida en estante. Según una investigación reciente, a muchas de esas drogas se les ha extendido su fecha de vencimiento original por varios años y eso ha ahorrado entre US$ 13 y US$ 94 por cada US$ 1 gastado en pruebas.

También dijo que si la vida de estante se extendiera, se frenaría la rotación de los productos en las farmacias de todo el mundo, reduciendo los ingresos del fabricante. «Sé que la industria no quiere oír eso», dijo Cantrell.

Cantrell dijo que su informe había sido rechazado por algunas de las principales revistas médicas y que quien finalmente lo publicó, había suprimido las referencias a la escasez de medicamentos.

La Pharmaceutical Research and Manufacturers of America, el principal grupo comercial de la industria, dijo que aún estaban revisando el nuevo estudio y no podían hacer comentarios todavía.