Estudio revela beneficios de la meditación en pacientes del corazón

Un nuevo estudio publicado en el “American Heart Association journal Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes”, realizado con pacientes afroamericanos con enfermedades cardíacas, reveló que los pacientes que practicaron la Meditación Trascendental con regularidad tuvieron un 48 por ciento menos probabilidades de tener un ataque al corazón, accidentes cerebrovasculares o muerte por todas las causas, en comparación con los afroamericanos que asistieron a clases de educación para la salud por más de cinco años.

Los investigadores que realizaron el estudio en el Medical College of Wisconsin en Milwaukee, dijeron que los pacientes que practicaron la meditación también redujeron su presión arterial y reportaron menos estrés y ataques de ira. Y los pacientes que practicaron la meditación con mayor regularidad, mostraron mayor supervivencia.

El Dr. Robert Schneider, MD, investigador principal y director del Institute for Natural Medicine and Prevention en Fairfield, Iowa, dijo que establecieron la hipótesis de que la reducción del estrés mediante la gestión de la conexión mente-cuerpo podría ayudar a mejorar las tasas de esta enfermedad epidémica. Dijo que aparentemente la Meditación Trascendental es una técnica que activa la propia farmacia del cuerpo, para repararse y mantenerse a sí mismo.

Para el estudio, los investigadores asignaron aleatoriamente a 201 personas para participar, algunos  en un programa de meditación trascendental para reducir el estrés, y otros en un plan de educación para la salud dirigido a modificar el estilo de vida a través de dieta y ejercicio.

• El 42 por ciento de los participantes eran mujeres con una edad promedio de 59 años, y la mitad informó tener ingresos menores a 10.000 dólares al año.

• El promedio de índice de masa corporal era de 32, que es clínicamente obeso.

• Casi el 60 por ciento en ambos grupos de tratamiento, tomaba medicamentos para reducir el colesterol, el 41 por ciento del grupo asignado a la meditación y el 31 por ciento del grupo de educación para la salud tomaban aspirina, y un 38 por ciento del grupo de la meditación y el 43 por ciento del grupo de educación para la salud, fumaba.

Los asignados al programa de meditación se sentaban con los ojos cerrados durante 20 minutos dos veces al día a practicar la técnica, permitiéndole a sus mentes y cuerpos descansar profundamente mientras permanecían alerta.

A Los participantes en el grupo de educación para la salud se les recomendó, bajo instrucción de los educadores profesionales de la salud, pasar por lo menos 20 minutos al día en casa haciendo prácticas saludables para el corazón, tales como ejercicio, preparación de comidas saludables y relajación no-específica.

Los investigadores evaluaron a los participantes al inicio del estudio, a los tres meses, y cada seis meses para determinar el índice de masa corporal, la dieta, el cumplimiento del programa, la presión arterial y hospitalizaciones cardiovasculares. Consiguieron los siguientes resultados:

• Hubo 52 eventos terminales principales, que incluyeron la muerte, ataque cardíaco o un derrame cerebral. De éstos, 20 casos ocurrieron en el grupo de meditación y 32 en el grupo de educación para la salud.

• La presión arterial se redujo en 5 mm Hg y el enojo disminuyó significativamente entre los participantes de Meditación Trascendental en comparación con los controles.

• Ambos grupos mostraron cambios beneficiosos en el ejercicio y el consumo de alcohol, y el grupo de meditación mostró tendencia a reducción del tabaquismo. Aunque, no hubo diferencias significativas en peso, ejercicio o dieta entre los dos grupos.

• La meditación Regular se correlacionó con reducción en eventos de muerte, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo. La muerte por enfermedad cardiaca es de aproximadamente 50 por ciento mayor en los adultos de raza negra en comparación con los blancos en los Estados Unidos. Los investigadores se centraron en los afro-americanos a causa de las diferencias de salud en Estados Unidos.
 
El Dr. Schneider, quien también es decano del Maharishi College of Perfect Health en Fairfield, Iowa, indicó que la Meditación Trascendental puede reducir los riesgos de enfermedades del corazón, tanto en personas sanas como en personas con diagnóstico de afecciones cardíacas.

El Dr. Schneider también dijo que La investigación sobre la Meditación Trascendental y las enfermedades cardiovasculares se ha establecido tan bien, que los médicos pueden recetar con seguridad y de manera rutinaria la reducción del estrés para sus pacientes a través de este normalizado y práctico programa fácil de implementar.

Los co-autores son: Theodore Kotchen, MD, John W. Salerno, Ph.D.; Clarence E. Grim, MD, Sanford I. Nidich, Ed.D., Jane Morley Kotchen, MD, MPH; Maxwell V. Rainforth, Ph.D.; Carolyn Gaylord-King, Ph.D. y Charles N. Alexander, Ph.D.

El estudio fue financiado por The National Heart, Lung and Blood Institute.

El artículo fue publicado en ingles el 13 de Noviembre de 2012 en http://newsroom.heart.org/pr/aha/meditation-may-reduce-death-heart-240647.aspx

Sacar provecho del fracaso

imagen: 123RF.com

imagen: 123RF.com

Nadie quiere fallar, pero sigue siendo parte de la realidad del ser humano; en algún momento de nuestra vida vamos a experimentar el fracaso.

No sólo el optimista que llevo en mí cree que el fracaso lleva al éxito, también mi yo realista lo cree. La gente a veces siente tanto miedo al fracaso que nunca se atreve a soñar en grande. Deténgase un momento y piense en un momento de su vida en el que falló en algo importante para usted. Es probable que, además del ego afectado y el impacto emocional que el fracaso pudo haber tenido sobre usted, haya salido siendo una persona más fuerte, más resistente y decidida.

La habilidad más importante que se debe aprender es no dejar que el fracaso le impida intentarlo de nuevo. El fracaso provoca miedo, porque es un desconocido. La sensación real de fracaso no es desconocida porque en algún momento todos hemos fallado en algo. La buena noticia es que todavía estamos aquí. El fracaso sólo nos devasta si se lo permitimos. Usted puede caer sin hacerse pedazos, y saber que va a estar bien. El sol siempre va a salir en la mañana.

Para tener éxito a partir del fracaso es necesario tener la sabiduría y la habilidad para preguntarse dos cosas:

  1. ¿Qué ha pasado?
  2. ¿Qué aprendí?

Con las respuestas a estas dos preguntas importantes, usted puede seguir adelante. Una vez que internalice la idea de que sin fracaso no se puede crecer, no se puede aprender a corregir el curso, no se puede dar el siguiente paso hacia el logro de su visión, usted será capaz de manifestar el éxito en un nivel aún más profundo. Fallar es la parte fácil, es, cómo manejar el fracaso, lo que, o bien lo detiene o le permite avanzar en su vida, su carrera y sus relaciones.

Algunos de los visionarios más fascinantes y exitosos del mundo han superado el fracaso para alcanzar el éxito. ¿Dónde estaríamos sin la bombilla, el avión o la línea de montaje? Thomas Edison, los hermanos Wright y Henry Ford son sólo algunos de los muchos innovadores de todos los tiempos que superaron la adversidad y el fracaso. Es inspirador saber que Walt Disney, Elvis y Vincent van Gogh tenía el compromiso inquebrantable de no renunciar a sus sueños, incluso después de un fracaso.

He aquí cinco maneras de ver el lado bueno de nuestros fracasos, para que podamos ser más generosos con nosotros mismos y abrirnos al éxito:

1. Acepte sus errores. No se esconda de ellos; enfréntelos sin culpa ni vergüenza. Si el asunto se trataba de una oportunidad perdida, una mala decisión, una mala idea, o una combinación de los tres, entienda que nadie es perfecto.

2. Sea realista con sus expectativas. ¿Se ha preparado para el fracaso? Fueron las expectativas de sus resultados demasiado elevados para empezar y nunca se dio una oportunidad justa? Cosas como ir en una primera cita y no obtener una propuesta de matrimonio, o tratar de perder 15 kilos en 30 días sin necesidad de reducir la ingesta de calorías. Identifique dónde saboteó su éxito justo antes de empezar.

3. Dese reconocimiento a si mismo por intentarlo. No es que el fracaso sea algo de lo que usted puede estar orgulloso, pero dese crédito por tratar en primer lugar. Sea amable con usted mismo, usted no es el enemigo.

4. Ponga el botón de pausa. Antes de auto-castigarse al respecto, siéntase orgulloso y reconozca que fue una experiencia de aprendizaje; sin conocimiento no se puede crecer. Sea agradecido por la oportunidad que tiene por causa de su fracaso.

5. Es hora de seguir adelante. Sienta entusiasmo con las posibilidades que vienen para usted. No quiero sonar como un cliché, pero no es casualidad lo que dice la frase «con cada puerta que se cierra, una nueva puerta se abre”. Es una verdad, pero hay que creerlo y dejar atrás el pasado.

Usted puede lograr más éxito en su vida cuando deja espacio para el fracaso. Se nos enseña a temprana edad que el fracaso nos define. Sólo usted puede permitir que el fracaso lo defina. Dejar que el fracaso le defina es una creencia personal, y sus creencias se pueden cambiar cuando usted decide cambiarlas. Si usted se enfrenta a su fracaso en un intento de entenderlo y agradecer por la sabiduría que transfiere, su vida será más rica, más profunda y más satisfactoria.

Las seis acciones que promueven el éxito profesional

illustration-of-a-man-path-lead-to-success

1. Enfocando con Claridad

Sin excepción, esta es la acción más importante si se quiere lograr el éxito en la vida profesional. Usted debe entender exactamente lo que quiere y lo que más le importa; por lo cual renunciaría a todo lo demás. No puede ser una idea vaga como «Quiero hacer algo significativo» o «Quiero hacer la diferencia». Ese es un buen comienzo, pero hay que escudriñar en el fondo para entender lo que «significativo» representa para usted, personalmente y específicamente.

La razón por la que tanta gente falla hoy día en crearse carreras emocionantes y satisfactorias es que simplemente no hace el trabajo interno y externo para determinar la mejor manera de «conectar los puntos», para descubrir sus talentos, habilidades y pasiones, y encontrar la carrera que se ajusta mejor a esos talentos y pasiones. Además, no hace el trabajo para ver cómo está contribuyendo a sus problemas y desafíos. «Mayor conciencia equivale a más opciones». Los profesionales exitosos se comprometen a aumentar su conciencia de lo que quieren ser en el mundo, cómo quieren servir, de manera singular, y lo que hay en el camino. Cuando usted tenga claridad sobre ese asunto, y crea que es digno de sus visiones, las puertas se abren y surgen nuevas oportunidades para su crecimiento.

2. Transforme desesperación en Inspiración

Debemos aprender cómo convertir nuestra desesperación en inspiración. Esta es una tarea de vital importancia para no sentirse desesperados, víctimas y fuera de control frente a sus desafíos profesionales. La clave está en aprender a ser más responsable, responsable y capaz, ver lo que está pasando y tomarlo como una manera para aprender y crecer. Muchas personas emprendedoras y empresarios se quejan de las posiciones injustas en las que están (debido a la economía, un jefe tóxico, una situación política aplastante, etc.) y no son capaces de ver a las poderosas lecciones que la vida está tratando de enseñarles. Si usted se ciega en ir contra la situación, y se resiste a ella, en lugar de utilizarla para ayudarle a ser todo lo que puede, no va a lograr el éxito que se merece y anhela. Dedique tiempo e ideas en encontrar una manera de convertir su desesperación en inspiración para el cambio, el crecimiento y el éxito.

3. Haga valer sus límites

Una vez que sepa lo que quiere, tiene que ser lo suficientemente fuerte como para proteger sus fronteras, respetar sus prioridades, y comunicar lo que es necesario para tener éxito y crecer. Muchas personas brillantes, talentosas, que saben lo que quieren lograr, a la hora de la verdad no se empoderan y defienden lo que quieren. En pocas palabras, se encierran. Hay muchos factores, bien documentados por investigaciones que contribuyen al comportamiento de «encerramiento», pero sean cuales sean las razones, las personas deben superar sus inseguridades y temores, y sentimientos de culpa, vergüenza e indignidad, y aprender a ser lo suficientemente fuerte para luchar por lo que necesitan y quieren, y pedirlo.

4. Comprometerse 100%

Para tener éxito en la vida y el trabajo, es necesario un compromiso que no se apague. Se necesita creer que se puede crear movimiento en su vida y los negocios, incluso cuando las aguas están tranquilas y el mundo tridimensional está dando pruebas de que no va a llegar a su destino. Esto exige tomar riesgos.

Eso no significa que usted debe continuar su curso ciegamente, chocando contra las rocas sin modificar su curso. Esto significa que usted se da cuenta cuándo necesita ayuda, y la solicita antes de que sea demasiado tarde. Usted se compromete a sus metas sin lugar a dudas, sin reservas, y hace lo que se requiere, y al mismo tiempo aprende a ser flexible y evitar atarse excesivamente al camino que debe seguir o a un resultado en particular. Los profesionales que se dan cuenta que tienen vulnerabilidades y brechas en sus conocimientos y habilidades, y trabajan con diligencia y compromiso para cerrar estas brechas, tienen éxito en un nivel mucho más alto que los que esconden la cabeza en la arena.

5. Comunicarse Poderosamente

Los profesionales y empresarios altamente exitosos suelen ser cautivadores al contar sus historias. Ellos saben cómo hablar de sus negocios, o sus esfuerzos y visiones de formas que inspiran a otros a seguirlos y apoyarlos. Ellos saben el «por qué» detrás de lo que están haciendo, y atraen seguidores y clientes que comparten sus valores y creencias. Estos hombres de negocios exitosos son expertos en hablar de sus logros y visiones en una forma muy atractiva que no desanima a los demás, sino que induce a la gente a colaborar con ellos. Los profesionales exitosos también saben cómo negociar y abogar por sí mismos y por los demás enérgicamente, compartir la información correcta en el momento correcto, en el camino correcto para construir una buena relación, obtener apoyo y engendrar lealtad.

6. Cultivar relaciones Empoderadas

Por último, los profesionales exitosos entienden que no pueden alcanzar sus visiones solos o en un vacío. Ellos invierten tiempo y energía en la construcción de relaciones de beneficio mutuo y enlaces sólidos y enérgicas alianzas que duran en el tiempo. También desarrollan una comunidad empoderada y comprometida que pavimenta el camino para su éxito. Estas relaciones se basan en la confianza, la honestidad, la integridad y los valores comunes.

Por otro lado, la gente que pisa a otros en su camino, o que de manera narcisista sólo se rodea de gente que dice «sí» y nunca los desafía, no tiene éxito a largo plazo. Si usted ejerce su poder de manera negativa para hacer daño, disminuir, o silenciar a otros, o se apoya excesivamente en políticas corporativas porque cree que de esa manera va a «ganar», usted quedará muy decepcionado. La guerra de guerrillas y tácticas políticas para derrocar a sus «enemigos» en el trabajo, simplemente no soportan su éxito o crecimiento en el tiempo.

Usted Puede lograr el éxito profesional sin tomar estas seis acciones, tal vez, pero va a ser un viaje muy accidentado, con muchos rodeos y angustias. Y despertará al final de la jornada preguntando por qué se siente tan perdido y frustrado.

EL PERDÓN

El perdón es un tema delicado.

En primer lugar, tiene dos significados distintos:

– Dejar el resentimiento o la ira

– Perdonar una ofensa, dejar de desear castigo o recompensa

Me voy a centrar en la primera acepción, que es lo suficientemente amplia como para incluir situaciones en las que no has dejado alguien fuera de tus acciones morales o legales, pero sin embargo quieres estar en paz respecto a lo sucedido. Encontrar el perdón puede ir de la mano con la búsqueda de la justicia.

En segundo lugar, a veces hay el temor de que si perdonas a una persona, eso significa que apruebas su comportamiento (como darle un
pase gratis para el delito). De hecho, se puede ver una acción moralmente criticable y no estar enojado con la persona que lo hizo. Tú podrías continuar sintiendo tristeza por el efecto sobre ti y los demás y tomar medidas para asegurarte de que nunca vuelva a suceder, pero sin sentirte agraviado, vengativo, o sentir reproche.

En tercer lugar, el perdón puede parecer sublime, como si solo se aplicara a las cosas grandes, como crímenes o adulterio. Pero el perdón es más para los pequeños golpes de la vida cotidiana, cuando otros te defraudan, te frustran o te molestaban, o simplemente te tratan de manera equivocada.

En cuarto lugar, paradójicamente, la persona que obtiene el máximo provecho del perdón es generalmente quien perdona. Una de las razones es que a menudo perdonamos a las personas que nunca saben que los hemos perdonado, la mayor parte del tiempo no sabían que nos sentíamos agraviados! Además, ten en cuenta dos situaciones: en una, alguien tiene algo contra ti, pero entonces te perdona, y en la otra situación, tu sientes rencor contra alguien, pero luego lo liberas. ¿Cuál situación te libera un peso más grande de tu conciencia? Generalmente es el segundo, ya que tu conciencia te acompaña donde quiera que tu vayas.

Fundamentalmente, el perdón te libera de las complicaciones de la ira y la venganza, y de las preocupaciones del pasado o de los pensamientos que pasan por tu mente respecto a la persona con quien estás enojado. Cambia tu sentido de tí mismo de un estado pasivo en el que te ocurren cosas infortunadas, a aquel en el que tu eres activo y protagonista del cambio de tus propias actitudes; eres martillo ahora, deja de ser clavo. Esta condición amplía tu percepción para ver la verdad de las muchas cosas que hacen que las personas actúan como lo hacen, poniendo todo lo que sucedió en contexto, en un todo más grande.

Y más profundamente, en la medida que te perdones a ti mismo, que puede coincidir con correcciones importantes en tus propios pensamientos, palabras y obras, tu profunda y natural bondad se manifiesta cada vez más.

¿Cómo?

Lo mejor que puedas, cuídate a ti mismo y a los que dependen de ti. Protéjete de daños reales o potenciales. Has lo que sea necesario para reparar el daño sufrido. Sigue teniendo una buena vida.

Pide apoyo. Somos intensa y visceralmente animales sociales. Es mucho más fácil perdonar a su agresor cuando se tiene testigos de que hemos sido maltratados. Este punto también habla de la importancia de dar testimonio de los daños causados ​​a otros, bien sea que se trate de los efectos de la frialdad del trato de un adolescente, o el impacto de los prejuicios religiosos en millones de personas.

Honra tu herida. Trata de no sentirte abrumado, pero mantente abierto a la conmoción, el dolor, la sensación de injusticia, ira, u otros aspectos de la experiencia vivida. Deja que los pensamientos y sentimientos y deseos relacionados afloren y vayan y vengan en el tiempo con sus propios ritmos orgánicos. Perdonar no se refiere a cerrar tus sentimientos; abrirse a la experiencia en un espacio de realidad de tu conciencia es una ayuda para el perdón.

Revisa tu historia. Ten cuidado de no exagerar lo horrible, significativo, o imperdonable que fue el incidente. Ten cuidado de no asumir intención; con el ritmo de la vida moderna, la mayoría de nosotros estamos bastante estresados ​​y aturdidos la mayor parte del tiempo, tal vez desafortunadamente sólo te interpusiste en otro mal día de alguien. Pon el evento en perspectiva: ¿Fue realmente una gran cosa, teniendo en cuenta todas las cosas buenas acerca de la persona que te molesta? Tal vez fue una gran cosa, pero tal vez no lo fue.

Aprecia el valor del perdón. Pregúntate a tí mismo: ¿Qué costo tiene mi resentimiento para mí? Que costo tiene para las personas que me importan? ¿Cómo sería si me deshago de esas cargas?

Ve el gran escenario. Ten en cuenta las 10.000 causas que pesan sobre la persona que te hizo daño, al igual que su vida, su infancia, padres, sus finanzas, su temperamento, su salud, su estado mental poco antes de lo que pasó, etc.

Trata de no tomar tan a pecho las heridas. Hay un viejo refrán que dice: Cada día hiere pero el último mata. Todos en algún momento somos heridos. Esto no significa que te conviertas a tí mismo en un objetivo o dejes a los agresores fuera de la mira, pero sí significa reconocer que el precio de estar vivo incluye un poco de dolor inevitable y el riesgo de lesiones graves en una forma u otra. No es personal. Es la vida. No debemos sentirnos ofendidos por esto.

Ayúdate a tí mismo a estar en paz. Acepta que el pasado no va a cambiar. Desconecta tu mente de tu historia. Mantente alejado de las personas que avivan las llamas de la indignación. Concéntrate en las cosas buenas en tu vida, en la gratitud. Ya es bastante malo que alguien te haya hecho daño, no magnifiques la herida manteniendo a tu agresor en tu mente, por ejemplo, alguien puede haberte quitado tu dinero, pero
no dejes que también te quite tu mente.

Traducción del artículo “Forgive” escrito por Rick Hanson, Ph.D., http://www.huffingtonpost.com/rick-hanson-phd/forgiveness_b_2060085.html?ncid=edlinkusaolp00000003